lunes, 17 de agosto de 2015

TRI Media Distancia Rioseco Springfield

Los Simpsons. Todas las noches en Neox. ¡Flipa colega! 


Celebramos nuestro II Desafío Springfield. Prueba de triatlón muuuy larga y como nuestro pueblo no da para tantos kilómetros de bici, llegamos a un pequeño acuerdo con esos presuntuosos de Shelbyville de Campos para que nos prestaran sus carreteras por unas horas. 

Con el primer rayo de sol el speaker agarró el micro y no paró de deleitarnos e informarnos del estado de la carrera: "-Hola, soy Troy McClure. Quizá me recuerden de otros documentales como Baje de peso fumando o Alicia a través del espejo retrovisor.....

El box comienza a llenarse de bicis. En estos triatlones sin drafting donde no se puede ir a rueda, el nivel de las bicis es impresionante. Y es que en este mundillo hay mucho caprichoso. Una buena pregunta para hacer un estudio sociológico dentro del box sería: ¿Si tuvieras que escoger entre la pareja de tu vida y una bici de carbono, con acople de TRI, cuadro recto, ruedas de perfil súper ancho, etc, ¿qué le pondrías? ¿Shimano o Campagnolo?

Nos dirigimos hacia la salida y camino del agua  el alcalde Quimby nos va saludando  a los deportistas. Conmigo se para y me insta a realizar un buen relato de la prueba, así que, lo intentaré. 
¿Dónde está César? Ha ido al Badulaque.

Nos vamos metiendo en el agua, muy fría, sobre las 8.00 am.  En mi cabeza unos AC/DC amarillos y con cuatro dedos comienzan a tocar Thunder, mientras un pez de tres ojos asoma por el desaguadero de nuestra central nuclear particular reconvertida en fábrica de harinas. 



Comienza la sinfonía.... de golpes y la orquesta no para de tocar. Me han dado hostias hasta en ¿el carné de identidad? No porque no lo llevaba; pero sí hasta en la licencia de triatlón. Uno por uno fueron pasando los 218 inscritos. El que no me daba una colleja, me agarraba los pies. Que uno veía que le iba a adelantar, se me tiraba encima. Hasta uno de los bomberos, en su lancha, se animaba y miraba entusiasmado al Jefe Wiggum:
"-¿Puedo yo, jefe?-
-No. Hoy tengo partida de bolos. Además con el policía nº 1 de la ciudad haciendo su trabajo, no tienen nada por qué preocuparse. Oh!, mierda ¿dónde puse mi arma? ¡Ah, si. La dejé cuando me serví el pastel de Marina!-” 

Por fin salgo del agua con la cara como Rocky al acabar la tercera parte. Mientras me preparo la ropa de la bici, rodeado de Tripis, les arengo: "-¡Compañeros, hoy comeremos... en el infierno!" Mi mujer que anda por allí cerca me escucha y no se calla: "-Si no quieres comer donde mis padres, por lo menos no lo pregones."

A los pedales. 90 kms por delante. Es un circuito de 30 al que damos tres vueltas. Dejamos atrás Evergreen Terrace con dirección al arco donde está la estatua a nuestro fundador, el Almirante Yebediah Springfield. Desde allí enfilamos hasta Shelbyville de Campos y volvemos en sentido contrario. 

Entre el público se encontraban unos Flanders animosos: "-Holita, triatletitas." Junto al reverendo Lovejoy, Ned se justifica: "-Yo no he hecho nunca un triatlonito pero he hecho todo lo que dice la Biblia, incluso esas cosas que contradicen a las otras cosas."

Vamos devorando kilómetros y llega el primer avituallamiento. Como no podía ser de otra forma Duffman nos ofrece bidones cargados de energía. Antes de llegar al avituallamiento me deshago de mis bidones tirándoselos a Milhouse, Bart, Yimbo y Martin. En la segunda vuelta Barney les gana la partida vociferando: "No hay nada mejor que la cerveza para darle a uno esa falsa sensación de bienestar."

Al iniciar el último tramo de bici me encuentro con un Tripi tirado en el arcén. Es Ángel. Me asusto porque está boca abajo e inmóvil.  Con él está Matías. Está consciente y Matías no para de tranquilizarle. Al parecer se encontraba arreglando una avería en el arcén, es lo que tienen las carreteras de Shelbyville, y ha llegado otro participante y lo ha arrollado. Éste tiene pinta de ser un auténtico catalizador de desastres en su versión más destructiva, además de sangre en la rodilla y la necesidad de hablar con un psicólogo. Ángel, antes de que Matías lo sedara, le ha debido decir palabras tan gruesas que sólo la complejidad de las lesiones hacen que los jueces no las tomen en cuenta. Por fin llega la ambulancia con Otto al volante: "-¿Qué pasa, tronco? Metallica es la luzzzz". 
Una vez cargado Ángel en la camilla, el doctor Hibbert invita a subir en la ambulancia al otro afectado. Éste mira a Otto, luego a Ángel, de nuevo a Otto: "-No. No tengo prisa. Ya vuelvo andando, si eso. ¿Me deja un segundo el móvil?".
Nelson desde el arcén contrario se mofa: "-Ha, ha."  


Acabo el sector de ciclismo con fuerza y salgo a concluir los últimos 21 kms.  Le damos 4 vueltas a un circuito. A cada paso por meta Troy McClure publicita mi blog: "- Tal vez a este triatleta le recuerden por el blog http://magisiocularis.blogspot.com.es/?m=1 o quizás por el otro http://jodercon.blogspot.com.es/?m=1  

Las fuerzas comienzan a flaquear y me acuerdo de Homer y de la ensalada que cené ayer. 



Necesito beber y por fin veo el avituallamiento. Apu Mahasapeemapetilon me entrega un Fresisui que me deja nuevo: "-Gracias, vuelva pronto."


Paso de nuevo por el sector 7 G y veo a Krusty el payaso que me regaña: "-Corre, caballo estúpido. Aposté mis últimos diez dólares por ti. Idiota, casi arrollas a un televidente."


Esto se está haciendo muy largo pero, ¡mosquis!, la línea de meta. 
La atravieso y voy directo a los masajes. El doctor Nick Riviera se encarga de todo. 


Me tumbo a estirar y aquí quedo. No me levanto. Satisfecho, veo que he bajado casi 15' con respecto al año pasado. ¿Puesto? ¿para qué me voy a complicar? el 100. En cuanto me levante voy directo al bar de Moe a por una Duff, o dos. O ¿quién sabe? Puede que me encuentre a Carl, a Lenny y a Homer. 

Aquí por el box, quedará Willie, el conserje, intentando recoger todo. 
"-¿Podrás, Willie?" 
"-¡Hah!No hay animal vivo que pueda vencer a un escocés!"
"-Te pueden ayudar tus hermanos."
"-Hermanos y hermanas son enemigos naturales. Como ingleses y escoceses, o galeses y escoceses, o japoneses y escoceses, o escoceses y escoceses... ¡Malditos escoceses, echaron a perder a Escocia!"


El Sr Burns quedará contando beneficios: 
"-Excelente".  


Un año más, enhorabuena a los organizadores y sobretodo a los voluntarios. Habéis hecho un trabajo magnifico


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, soy R, del tripi.

Ahora si que me queda claro que las secuelas de correr MD y LD no se limitan solo al plano físico....para cuando una especialidad en psiquiatría para estos casos??

Gran crónica.

Saludos

Jorge Velasco Fraile dijo...

Muy buena crónica. Guión magnífico para un capítulo de los Simpson, se lo tienes que enviar a Matt Groening.

Juan Luis dijo...

👍👍👍

Juan Luis dijo...

Gracias Jorge.